miércoles, junio 22, 2005

Queridos tres lectores...

Por ahí, (más de tres personas), me han preguntado la razón por la cual me refiero a los lectores de este su Club de la Paja como “queridos tres lectores”. Este misterio es fácil de descifrar, lo hago como tributo a uno de los autores (deadevis), que más han influenciado este blog. El Amo y señor, profeta de nuestros días, Ricardo Cucamonga.

Hace mucho tiempo, mucho antes de que siquiera tuviera en planes escribir un blog, leí algo respecto a éstos diarios en línea. A pesar de que no estaba muy familiarizado con los blogs (no sabía bien qué eran, en qué consistían, ni estaba consciente del tiempo que podían consumir), me cagué de la risa.

A continuación, les presento el escrito antes mencionado, el cual debería ser como la guía básica para todos aquellos que escriben un blog, así como la razón por la cual me refiero a los lectores del Club de la Paja como “queridos tres lectores”.

-El Autor.



Metatron’s repost service presenta:
Otras verdades del tamaño de una montaña, cortesía de Ricardo Cucamonga.
10 consejos para no espantar a las 3 moscas que todavía visitan su blog.





- Evite elaborar, insistente y detalladamente, sobre los pequeños malestares del cuerpo que no provoquen en los asistentes rush dramático por la expectativa de su muerte, tales como: dolores de cabeza, ligeros mareos, diarreas, acidez estomacal, inapetencia temporal, etc...

- Desista de la creación de insufribles acertijos para sus visitantes basados en códigos binarios, nombres de jedis, términos computacionales arcanos, y temáticas similares.

- La pubertad es un estado de excesos hormonales, asimetría corporal, requiebres involuntarios de voz, obsesión masturbatoria, y paranoia social... no acentúe su patetismo acompañándola de un blog.

- Evite que su público deteste tanto a su madre como usted, reconociendo que la mención de los conflictos con sus progenitores resulta divertida una o dos veces... cuando mucho.

- La recomendación de tests al estilo de “¿Cuál personaje de Buffy eres tú?” “¿Qué sentimiento/color/canción/tipo-de-toalla-higiénica-eres-tú?”, etc., deben de acompañarse de al menos un párrafo de sus interesantes comentarios, procurando esperar al menos una semana antes de realizar uno adicional.

- Uno de los efectos de la cibernética en el cerebro es la poderosa sensación de que los límites de lo real pueden transgredirse; pero le aseguro, estimado amigo, que usted no es el Conde Drácula, hada mágica o demonio medieval. Acompase la interrupción de la corriente eléctrica de su disco duro, con la de sus alucines.

- Deje de quejarse sobre la imposibilidad para actualizar el contenido del blog, que sólo hace que sus visitantes le imprequen “güevón de mierda”con más fuerza.

- No, las faltas de ortografía y sintaxis no son muestra de rebeldía... No, tampoco de libertad espiritual... No, tampoco son muestra de su espíritu anárquico. No... y con una chingada: déjese de huevonadas, asista a cursos de redacción y lea.

- Desarrolle un sexto sentido que fomente la comprensión de que no siempre las cámaras digitales son sus aliadas.

- Su autocensura en materia política nace de la ilusoria sensación de que es leído por más de 5 personas. Venga, suéltelo de una vez y vámonos todos a casa... Venga... No tengo todo el día, ¿sabe?

6 comentarios:

Anatole dijo...

No, pus es la neta... Jeje, eso me ahorra imaginarme cosas que no debo... Pero eso de usar lenguajes raros binarios, o nombres jedi... chale, esa si que esta ruda.

eM dijo...

chin, con mi último post creo que rompí esa regla de no palabras geeks *snif*

Caro Azul dijo...

Jajaja!!! ahora entiendo de lo que hablabas aquel día :D

un cabron cualquiera dijo...

siiiii pinche autor, no seas un puto huevon de M I E R D A y ponte a escribir babosadas como ningun otro pendejo

0B1 W4N K3NN0b1 dijo...

D Ke hablas?

Carraman dijo...

no pos ya valio madre, mi hueva domina... ni pedo.

¡No lo olvide!, estos banners son gratis y mejorarán la imagen de su sitio.