lunes, noviembre 28, 2005

Hogar diabético hogar.


Sin niños ni vecinos, hasta parece tranquilo.


Salvo mi infancia, la cual viví en una casa llena de tíos y tías que estaban superando la adolescencia y dedicaban la mayor parte de su tiempo culpándome a mí o a mis hermanos de cuanta pendejada pasara en la casa de mi difunto abuelo, siempre he vivido en conjuntos departamentales.

Curiosamente, mis tíos, ahora adultos casados y con hijos, son excelentes padres y madres, y no podía ser para menos. Cabrones de mierda, entrenaron a todo mecate conmigo y mis hermanos.

Pero retomando el punto. A excepción de mi infancia, que yo considero haber pasado en una pesadilla de Tarantino tras ver muchas películas de Buñuel, siempre he vivido en departamentos.

Hoy vivo en un hermoso conjunto cerrado en Lomas de Sotelo, quienes conocen el rumbo tal vez lo ubiquen como los departamentos mamilondos que están frente a una gasolinera. Sinceramente no me quejo, el lugar está bien ubicado, hay un Seven-Eleven que vende chupe las 24 horas (así como otros productos de canasta básica), hay un Wal-Mart a más o menos 20 minutos, que también está abierto las 24 horas, no obstante, éste deja de vender chupirul a las 11:00 pm, pero vale verga, es un buen lugar para comprar una película en DVD o un juego cuando tengo insomnio.

Con una gasolinera frente a la casa, nunca hay pedos porel combustible, o como en una etapa de mi vida de conductor desprevenido, no hay problemas con el aceite, ni el anticongelante (no entraré en detalles, puto horror).

Pero nada, absolutamente nada en la verde Tierra de Dios es perfecto (ni Dios mismo, para muestra está el pájaro Dodó y Jorge Ortiz de Pinedo) y mi hogar está lejos de serlo, todo esto gracias a los vecinos.

-El Autor.


Metatron’s Lounge Presenta:

"A través de los ojos del Autor"
Mis amigables vecinos, los pinches arañas.


Casi nunca hablo con mis vecinos, si acaso un “buenos días, tardes, noches”, según la hora, a veces lo digo en alemán nomás para ver sus caras de pendejos al no saber si los insulté o los saludé. Lo sé, es una mamada, pero me divierte.

Mis vecinos son raros, o tal vez eso es lo que a mí me parece (que en mi inmundito es más que suficiente), y cada uno tiene su nombre clave, pero es lo veremos más adelante.

Procuro no entablar conversación con ellos, después de tantos años de vivir en departamentos he aprendido que hablar con la gente que, de cierto modo, comparte el piso con uno es tan buena idea como golpear una vaca en la India.

Una de las pocas personas con las que he compartido más de un saludo, es una vecina de esas que se ve que vivieron la revolución mexicana en todo su esplendor, de esas a las que su madre le dijo “no veas a los rivolucionarios a los jiotes porque ti embarazan” y que al parecer no le hizo mucho caso.

El nombre clave es esta vecina es La Jarocha. Más que nada porque tiene un acento entre juglar de la Alameda (o sea un mariachi medio briago) y AMLO, una de sus cualidades mutantes es la de hablar hasta por los putos codos, no sé cómo vergas los hace, pero un buenos días lo puede convertir en un extenso debate sobre mi vida familiar. Ejemplo:

La Jarocha: ‘Uenoj díaj joven.

Deavid: (molesto) Guten Morgen.

La Jarocha: ¿Qué dijo joven?

Deavid: (frustrado porque no funcionó su patética táctica para evadir cualquier tipo de contacto con su vecina) Buenos días.

La Jarocha: Ahhh... ‘uenoj díaj joven, ¿cómo le vah?

Deavid: Bien... todo bien (acelera el paso) luego nos vemos vecina, tengo prisa.


(Deavid camina en chinga y más o menos cuando hay cinco cuerpos de distancia entre Deavid y la vecina...)


La Jarocha: ¿Cómo ‘ta ju mamá?

Deavid: (se detiene) Bien... oigan, en serio, tengo prisa...

La Jarocha: Jí, no je preocupe... oiga... nunca hay nadie en ju cájah ¿verda'?

Deavid: No, procuramos alejarnos de las bestias de Satanás desde temprano.

La Jarocha: Hay joven, cómo jerá... ¿por qué nunca hay nadie en ju cájah?

Deavid: El sarcasmo no la afecta ¿verdad señora?

La Jarocha: ¿El jarcájmoh?

Deavid: Olvídelo, oiga, en serio llevo prisa...

La Jarocha: Y yo aquí quitándole el tiempo... (se ríe como la bruja que es)

Deavid: De hecho...

La Jarocha: Ahhh que la juventú’ d'iora... jiémpreh de príjah... ¿verda'?

Deavid: Señora, por si no lo había notado, yo soy joven, ergo, tengo prisa.

La Jarocha: Jí, ándele, váyase con cuidado, ya ve que hay harto loco en la cálle... hay... Dioj lo cuide de tódaj éjaj cójaj que andan por'ahí... como en laj notíjiaj... válgame el creador... tenga cuidado joven... hay mucho mal allá’fuera.

Deavid: Hay mucho mal aquí adentro... (corre)


Afortunadamente para mí, la única cruz que cargo, en cuanto a relación intervecinal directa, es con La Jarocha, los demás casi o nunca han tenido que entablar una relación conmigo, no obstante, cuando lo han hecho, se han convertido en hechos anecdóticos.


El siguiente sujeto clave es El Señor Narinas. Este tipo es el que justamente debajo de mi departamento y mi hermano fue el que le puso el mote en honor a Doug Narinas (un personaje de caricaturas que sale en Nickelodeon).

Narinas es un sujeto callado y al parecer, chicoteado por su esposa y sus dos hijos. Hasta el momento en el que tuve que hablar con él sobre algo serio me caía bien, ahora sólo cuento los días para que se venda su departamento y se largue de una vez por todas.

(suena el timbre de la casa de Deavid)

Deavid: ¿Quién es?

Narinas: Soy su vecino, el señor Raúl.

Deavid: ¿Raúl?, ¿cuál Raúl?

Narinas: El de abajo.

Deavid: (a sí mismo) Ahhh, Narinas (a Narinas), permítame un momento, voy.


(Deavid abre la puerta y Narinas está acompañado por una mujer y un hombre de pinta de pocos amigos.)


Deavid: Sí dígame, ¿qué se le ofrece vecino?

Gorila macho: Venimos en nombr de la Procuradora Federal de la República (muestra una ‘charola’), tenemos ésta demanda para usted.

Deavid: ¡Qué vergas!, (a narinas) ¿me está demandado?, ¿por qué?

Gorila hembra: Mi cliente no hablará con usted, ¿podemos pasar?

Deavid: ¡Ni madres!, pásele a la chingada, ¿por qué me está demandando?

Gorila macho: No hay necesidad de usar palabras altisonantes...

Deavid: ¡La verga ya va al Kinder!, estoy en mi casa y aquí hablo como me venga en gana.

Gorila hembra: (cuchichea con gorila macho) Tiene razón señor Marroquín, ¿podemos pasar?

Deavid: No, no puede pasar, ¿por qué vergas me está demandando? (rápidamente hace memoria para tratar de recordad si alguna vez había orinado en la puerta de su vecino y no fue así).

Gorila hembra: Mire señor Marroquín, básicamente el señor Raúl aquí presente lo está demandando por negligencia.

Deavid: ¡Achingá...!

Gorila hembra: Sí, el techo del baño de su vecino muestra serias muestras de penetración de humedad y tiene pruebas de que es porque su tubería está dañada.

Deavid: ¡Pruebas!, ¿qué tipo de pruebas?

Gorila hembra: El señor Raúl llamó a su plomero para abrir el techo de su baño y tiene fotografías de su tubería rota (saca unas fotos).

Deavid: (tras mirar las fotos un momento) ¿Y no podría ser que éste pendejo las haya roto mientras hacía su puto ‘bujero para sacar estas mamadas?

Gorila hembra: Imposible, el señor Raúl y su plomero fueron muy cuidadosos, como sea, aquí está su demanda, tiene treinta días para arreglar su tubería y el techo del señor Raúl, de lo contrario irán a la corte (los tres se dan la media vuelta y se largan).

Deavid: ¿Qué mierda...?

Pinche Narinas, me obligó a pagar su pendejada y para acabarla de chingar, tuve que abrir el piso de mi baño y arreglar una tubería que estaba rota (curiosamente) por el lado de mi vecino. Hijo de puta, yo creo que pensó que vive en Estados Unidos donde puede demandarme porque ya no lo éxito cuando me espía desde la azotea.

Como sea, me desquité, durante tres semanas estuve vaciando un galón de amoniaco en el desagüe de la bañera, era divertido verlo salir cada mañana con los ojos rojos cuan pacheco.


El penúltimo vecino con el que he tenido el horror de conversar es “Vivo-solo-prurruuum”, este bastardo, afortunadamente para mí, rentaba el departamento donde vivía y ya se largó, pero no mamar, los dos meses que compartió en la comunidad fueron inolvidables.

Lo que más nos molestaba a todos acerca de Vivo-solo-prurruuum, era que, por algún extraño motivo, el cual yo le adjudico a la adoración de alguna deidad pagana, salía cada dos horas (durante las 24 horas que tiene el día y no es mamada) a presumir el motor de su Mustang modelo ochenta y algo.

Pinche chingadera, hacía más ruido que un obeso en una fábrica de papas fritas, y el cabrón de su dueño, no conforme con el escándalo que hacía su mierda por sí sola, pisaba el acelerador durante interminables minutos. Para acabarla de chingar, el hijo de perra tenía su cajón de estacionamiento justo debajo de mi ventana.

Uno está acá, contento soñando con el tatuaje puerco de Rox, o el chicharrón de Puppe, cuando ¡PURRUUUUM! Hijo de perra.

(4:30 am Unidad habitacional Lomas de Sotelo)

Deavid: (con una sonrisa más falsa que los senos de Pamela Anderson) ¡Buenos días vecino!

El coche de Vivo-solo-prurruuum: ¡BROOOM!

Deavid: (levantando la voz) Dije... ¡buenos días vecino!

El coche de Vivo-solo-prurruuum: ¡BROOOOOOOOOM!, ¡BROOOM!, ¡BROOOOOOM!

Deavid: (se acerca y toca la ventana del coche de Vivo-solo-prurruuum) ¡Oiga!

Vivo-solo-prurruuum: (para el coche) Por favor, no toque mi auto.

Deavid: (procurando ser tan diplomático como un sueño interrumpido por el coche de un idiota se lo permite) ¿Sabe qué hora es?

Vivo-solo-prurruuum: No, ¿qué hora es?

Deavid: (manteniendo la calma) Son las 4:35 de la mañana, hay gente aquí que quiere dormir.

Vivo-solo-prurruuum: Por lo que veo usted no es uno de ellos.

Deavid: (a sí mismo) Touché... (a Vivo-solo-prurruuum) mire vecino, no sé por qué tiene que hacer esto todos los días, pero ya estoy cansado de escuchar...

Vivo-solo-prurruuum: Ay... no me moleste, no es el primero que se queja...

Deavid: ¿En serio?, ¿y le vale verga?

Vivo-solo-prurruuum: Pues sí... yo estoy pagando mi renta y mi mantenimiento, así que puedo hacer lo que quiera.

Deavid: ¿Eso incluye despertarnos a todos con su triturador de madera rodante?

Vivo-solo-prurruuum: (pequeña risa burlona) Pues sí... este coche es mi vida y me gusta estar con él.

Deavid: ¿Sabe?, yo también pago mi mantenimiento, ¿eso quiere decir que puedo hacer lo que quiera?

Vivo-solo-prurruuum: Por mí píquese el ano (vuelve a prender su coche y a acelerar como loco).

Admito que el cinismo de Vivo-solo-prurruuum, por poco me vence, pero dos días después del incidente, el cabrón dejó de hacer ruido con su chingadera.

Sepa Dios y la bola quién habrá sido, pero alguien tuvo el detalle de salir a las 3:00 am al patio, quitar cuatro adoquines del camino, meterlos en una mochila, subir hasta la azotea y desde ahí arrojarlos hacia el auto de Vivo-solo-prurruuum, juto con una pala y una antena descompuesta que se topó en lo alto del edificio.

Una semana después de este bizarrísimo incidente, Vivo-solo-prurruuum se mudó.


Por último, está La Vecina, una chica bastante simpática que trabaja en el café que está junto a mí casa. Ella no tiene un tema de conversación culero, tampoco me ha demandado por pendejadas, y hasta donde sé, no tiene un auto. De hecho no sé nada de ella, sólo que trabaja en el café de al lado, que a veces sale con un tipo y que por más que quiero no me armo de valor para invitarla a salir... este... por eso me cae mal... sí, por eso... ¡cállense!


Ruvalcaba opina:

A veces tu vida es más bizarra que tus cuentos, me cae. Por cierto, pinche Jarocha, sé a lo que te refieres...

26 comentarios:

Raul dijo...

Pues es casi lo mismo, muy cagado.

papachasama dijo...

¡Pero qué barbaridad!, ¿cómo es posible que alguien dejara caer un ladrillo sobre el coche del vecino?

¿Qué culpa tenía el pobre coche clásico del orangután que lo manejaba?, la próxima vez te presto con gusto mi rifle de sniper para que experimentes en vida real un poco de Battlefield 2, es igual de relajante pero a diferencia de jugar en compu, después de aventarte unos tiritos si te deja "algo" más.

Saludos

NoSfeRaTu dijo...

Es....
Amm...
Como que no eres tu...

Saludos...

StateOfNirvana dijo...

La entrada estuvo mejor que muchas otras, unas felicidades y ya tan siquiera no pones mamadas fumarolas.

Kaze dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Kaze dijo...

No veo cambio alguno comparado con La Vida Detrás Del Mostrador. De hecho me dio un ataque de risa en medio examen.

Salu2.

Chetes dijo...

Me gusto...prueba superada

neoka21 dijo...

igual, igual, tambien intento evitar contacto con los vecinos, pero aveses es inevitable... y pasa cada cosa... me voy a ver copion, pero creo que vale la pena debrayar sobre el tema en mi intento de blog, salu2! xD

Rox dijo...

jajaja yo lavo mi tatuaje todos los dias!!!

snif.

The Fabulist dijo...

Tus vecinos me recuerdan a los míos: de un lado del cubo (porque para acabarla de joder vivo en medio de un edificio de tres torres, osea de un lado oigo pendejadas y de otro lado oigo la respuesta), tenemos al Exhibit A, las fangirls de Shakira: ponen todos los putos discos de Shakira, todas las noches. Un día las callé a punta de huevos en la ventana, pero siguien haciendolo. Ojala se graduen y se larguen.

El Exhibit B es la familia Burron that que vive debajo de mi depa: tiré a la basura mi despertador porque para despertarme bien sólo necesito los gritos de la vieja naca a las 8:30 de la mañana. No me importa que dos adultos, un adolescente y dos niños convivan en un departamentito de miercoles de dos cuartos, pero cuando se ponen sabrosas las peleas familiares todo el edificio apaga la tele y prende la vecinovela.

Por último, Orangutan, Orangutina, y Orangutoncita. Estos tres no son mas que tres naquetes de tercera que entre ellos han de pesar mas o menos 400 kilos, nos han tirado un chingo de mierda a mi madre y a mi porque no les gusta como nos vemos (vale verga, ya no se vale ser guero en este puto pais?), y en la mejor tradición de los Burrones, le gritan a la Orangutoncita cuando se aburren de beber y tragar.

clon dijo...

¡A cabrón!, ¿dos posts en dos días?, naaa, eso del cambio, al igual que el de fox, es una mamada, solo es un pretexto para postear más seguido, nos tengas como pendejos y no estemos chingando con derechos de autor, la vida detrás del mostrador y más mamadas.

Huevo dijo...

"Mis vecinos son raros, o tal vez eso es lo que a mí me parece"

Cabron, cuando fuimos nos topamos con uno y se veia bastante normal, aqui la pregunta sería ¿Como te ven ellos a ti?

Porque asi que tu digas que normal te ves cabron, pos no.

jajaja.

Nigger dijo...

Es de la verga vivir en departamentos... nada como vivir en casa propia pero igual siempre hay pedos con los vecinos... la mejor manera de no tener pedos con vecinos es NO TRATAR a los vecinos. Los pedos van directamente proporcionales al trato + uno que otro pedo de a gratís.

No. de tratos con vecinos = No. de pedos con vecinos + 3 pedos grátis.

Es pura matemática

Yexus dijo...

...Seguro no fuiste tú quien le dejo caer esa mochila al pobre Mustang de "vivo-solo-bruummm"????

Y ya hablale a la Vecina aunque te caiga mal

gil dijo...

Ja!!!
Has de cuenta que contaste lo que era mi vida en departamentos hace unos añitos, en Andalucía, había todos esos vecinos que acabas de nombrar y otros mas hijosdesurechingadaputamadre que no merecen ser nombrados.

En fin, concuerdo, como que falta algo aqui.

Saludos Autor.

Karma[Death] dijo...

Haaaaaa que los vecinos... los mios son peores!!...

que cosas...


saludos!!

Wako dijo...

Yo vivo en un edifio departamental y la neta no me quejo... tanto, tengo un vecino que es super mamón porque es no se que madres de una empresa de esas de supercherria naturista, de ahi en fuera viven en dos pisos puras viejitas que nadie se dará cuenta de que se murieron más que cuando se suelte el hedor de muerto de una semana, frente a mi departamente vive una hermosa señora que tiene a dos hermosisimas que gustan de la juerga y de los galanes con buenos carros, hasta he pensado que la madre de las chavillas las padrotea, deberian de ver los bacanales que arman las tres canijas; así mismo la hija del administrador, una chavita estudiante del tec. emuladora de los mejores sonsonetes fresas que hasta las anorexicas de rebelde envidiarian... pero no por ello deja de ser un caramelito listo a ser desenvuelto, total, que no me ha ido tan mal y tenmgo el gusto de ver a la mejor carne del rumbo en camison cuando me levanto temprano y les tengo que tocar el timbre para que me presten sus llaves y pueda mover mi muy humilde derby

-bitMAN- dijo...

Jajajajajajajaja xD, bastane mamon, esa entrada la lei diferente a tu estilo, pero igual me gusto bastante.

Sobre la demanda... pues yo vivo en EU y tengo dos primitos bastante castrosos; vivimos en el 13vo piso de un complejo de departamentos en el centro de Phoenix, Arizona y hacen mas desmadre que la pinche orgia de "caligula". Lo raro aqui es que nunca nos han demandado por babosadas de esas (bueno si, pero mis tios tuvieron la culpa).

Ahora, sobre el señor "purrum" (o algo asi), eh de decirte que aca tambien existe mucha gente asi. De echo estoy acostumbrado a lidiar con un tipo de esas caracteristicas, pero este wey siempre llega ebrio y cuando me agarra en las escaleras o el elevador... bueno, me cuenta desde que estaba en la primaria hasta que se acaba de tirar un pedo en la tarde. Hago lo posible por safarme de la situacion y por mas que le tiro indirectas (y directas) no puedo... Algun consejo?

En fin, es bien culero vivir en departamentos (me acabo de mudar hace dos dias de otros departamentos mas piteros), pero en estos de plano no se puede.

Woshhhhhh!!!

Don Tony Clifton dijo...

Un mustang de los ochentas clasico? no mames pinche papachasama, ese auto es tan clasico como los pantalones de terciopelo...

P.D. mis vecinos son chidos... me aguantan a mi y mis desmadres...

CHAD dijo...

todos tenemos una jarocha en las cercanias de nuestra casa.

"Hoy vivo en un hermoso conjunto cerrado en Lomas de Sotelo..." QUE PEDO, TE CAIGO CON UNAS CAGUAMAS?

pUpPe dijo...

Suenas con mi chicharrón? Jajaja, que cabrón!
Salu2.

El DiPuTaBLe dijo...

Nunca me imagine que vivieras por donde yo rento un depto en el cual viví no hace mucho. Digamos que es en cierto edificio junto a un pre-escolar donde se realizan transacciones electorales... y que creo conocer “Vivo-solo-prurruuum”

Saludos.

Anónimo dijo...

we jaajja yo vivo en la misma unidad que tu, creo saber quien es la jarocha, también la vecina que trabaja en el caffé y el wey con el que la ves es su novio, y ella tiene un krnal, son uruguayos o algo así, chido ahi la ves!

Obilongo dijo...

Para variar lo único que leí fue al tal Ruvalcaba...

Lo único que puedo decirte Davo es que el "raro" eres tú.

O, ¿qué crees que piensa la sociedad, tus vecinos, incluso los blogueros, de alguien que se la pasa actualizando su blog con un chingo de letras?

Pues que eres un "freak" "sin vida".

Eso pensaría la gente, tampoco te emputes, jejejeje.

El Autor dijo...

Obilongo, querido Obilongo. No tengo ni la más reputa idea de la intensión de tus comentarios, pero bájale de espuma a tu chocolatito. Si te da hueva leer mi blog, no lo hagas, pero deja de anunciarlo.

-El Autor.

Lilián dijo...

Peor es tener que vivir en la MISMA casa con unas escuinclas insufribles que no dejan de pegar cartelotes por todo el maldito departamento. Al menos usted, señor autor, puede ir y encerrarse en su depto cuando se le dé la gana y no aguantarse la jeta de estas tipas cada que sales a la cocina... sniff sniff

¡No lo olvide!, estos banners son gratis y mejorarán la imagen de su sitio.