lunes, julio 13, 2009

Los Simpsons según El Club de la Paja

¡Alegraos! Al fin he de escribir una entrada digna para esta pobre bitácora, pero antes, he de contarle cómo fue que llegamos a la genialidad (asegún yo ¿verdad?) que está a punto de leer.

Resulta que el pasado viernes 10 de julio de 2009, Turbopop y yo, nos juntamos en el cuartel general de Ocio, Crápula y Compañía a jugar algo en el Xbox y a filosofar barato sobre la vida, el universo y todo lo demás.

Entre los temas variados que abordamos hablamos sobre lo mala que fue Transformers 2 y cómo es que las historias pobres y pedorras han inundado el cine y la televisión. Curioso es el hecho de que la plática se mantuvo inmutable durante un buen rato y comenzamos a hablar de lo malos que han sido los últimos episodios de Los Simpsons.


Deavid: ¡Qué malos han sidos los últimos episodios de los Simpsons!

Turbopop: Lo que pasa es que ya sobre explotaron la franquicia.

Deavid: No lo creo, yo diría que más bien están desperdiciando a personajes con personalidades muy definidas y bien posicionados.

Turbopop: Podría ser, pero creo que todo lo que se podría hacer en Los Simpsons ya se hizo.

Deavid: ¡Mis huevos en salsa de mango! Es más, vamos a hacer algo... vamos a inventarnos un capítulo de Los Simpsons, si es verdad que ya no hay más qué decir seguro que nos quedará una pitorrada, peeero, si hacemos algo cagado, quiere decir que los guionistas están del culo.

Turbopop: Bueno...


Al poco rato, Maruchi Coco llegó al cuartel y se encontró con dos pendejos que continuamente se cagaban de la risa ante situaciones que ellos mismos habían creado, obviamente se unió a la fiesta y, así, tres mentes ociosas inventaron una historia de Los Simpsons mientras reían, bebían cerveza, fumaban y comían pizza.


-El Autor.



Metatron’s Lounge Presenta:
El sabor de Springfield.




Tras la presentación institucional, abrimos cámara en la residencia Simpson, nos situamos en la cocina y vemos, a la altura del suelo a Maggie Simpson entrando al cuarto en busca en Marge, lo interesante es que en vez de su clásico chupete, Maggie está chupando un cigarrillo.

Marge la mira y grita:


MARGE:
¡Maggie, por Dios!
¿De dónde sacaste eso?


Maggie hace señas para indicar que lo sacó del patio trasero de la residencia Simpson, Marge la levanta, le quita el cigarrillo de la boca y, de su cabello, saca un nuevo chupete que introduce en la boca de Maggie para, acto seguido, ir al patio trasero y ver la fuente del problema.

Marge y Maggie entran salen al patio trasero, a través de una visión subjetiva vemos a Homero desnudo dentro de una alberca para niños fumando una cajetilla de Laramies.


MARGE:
¡Homero!


Vemos a Marge muy molesta a punto de regañar a su esposo cuando éste aparece detrás de ella con una corbata trabada en su boca.


HOMERO:
Maaaarg...
¡Otrrrr vz me est ahgando la crbt!


Marge voltea sorprendida a ver al Homero que está detrás de ella.


MARGE:
¿Homero? Si tú estás aquí entonces...
¿quién está fumando?


Vemos al Homero que estaba fumando en la alberca para niños y, con un efecto de difuminado vemos que en realidad es Ned Flanders escondido en una llanta vieja, pero se parecía a Homero porque un alimentador de aves que simulaba su calva.


MARGE:
(A Homero mientras le ayuda a quitarse la corbata de la boca)
Perdón cariño, es sólo que a través de todos
estos años estoy acostumbrada a ligar tu imagen con la de la desgracia.

HOMERO:
(Liberado de la corbata)
Por eso me casé contigo Marge...
Tenemos tantas cosas en común...
...
...
¡Duh!

MARGE:
(A Ned tras aclararse la garganta)
¡Ned Flanders!


Flanders observa a Marge atónito sin saber qué decirle y sólo se limita a seguir fumando.


NED:
Marge... yo... yo...


Marge se acerca a Flanders y con los brazos en la cintura le exige una explicación ante la situación.


MARGE:
Ned... de entre todas las personas de Springfield...
¿Cómo puedes fumar?

NED:
(Mientras prende otro cigarrillo)
Marge... tú no me entiendes...
lo que pasa... lo que pasa... es que...

MARGE:
(Muy molesta)
¿Qué Ned?
¿Cuál es tu excusa para perderte en este asqueroso vicio?

NED:
Marge... yo... ... ¡He visto a Maude!


Hacemos un close-up a la cara de una sorprendida Marge Simpson el cual acompañamos con un tono musical revelador, detrás de Marge está Homero nuevamente con la corbata atorada en la boca.


HOMERO:
¡Maaaaaargggg!


Cortamos al interior de la residencia Simpson, Homero, Marge y Ned están tomando café en la mesa.


MARGE:
Ned... No sé qué decirte.

NED:
Es una prueba de nuestro Señor Marge...

MARGE:
Ned... piensa lo que dices...

NED:
Es que ¡Marge! La veo en todas partes, pero en verdad...
¡en todas partes!
Y no hablo de esa basura de
“La veo en la risa de los niños, en la brisa de cada mañana y en las puestas de Sol”
¡La veo en verdad!


Difuminamos a una serie de Flashbacks donde Ned mira a Maude en el Supermercado, en la iglesia, en la calle, cruzando la avenida mientras él conduce, dándole de comer a las palomas en todas las situaciones, Ned trata de hablar con ella pero cuando la persigue, Maude da la vuelta y desaparece.


MARGE:
(Consolando a Ned)
Oh... Pobre Ned...


Homero interrumpe el consuelo de Marge.


HOMERO:
¡Estás loco Flander!
Maude está muerta, tú sabes,
¡kaput!, expiró, felpó, colgó los tennis, entregó el equipo...


Cada vez que Homero dice un sinónimo de “Maude está muerta” Ned se encoge y comienza a gimotear. Marge le hace una señal a Homero para que deje de decirlos pero la ignora.


HOMERO:
Caducó, se apagó, caminó, se le acabó la cuerda...

MARGE:
¡Homero!


Homero reacciona y consuela al devastado Ned Flanders.


HOMERO:
Perdón Flanders...
tú sabes que lo que yo quería decir
es que está a lado de Jebús o algo así...
(Ned se anima un poco)
...o sea, muerta, inexistente MU-ER-TA
(Ned vuelve a su estado de dolor).

MARGE:
¡Homero!
(A Ned)
Ned... tú sabes cómo es Homero... a veces es un poco indiscreto...


Por la puerta de la cocina entra Bart, seguido de Lisa, el abuelo Simpson y Barney.


BART:
¿Están hablando de la difunta Flanders?

LISA:
¡Mamá!
Dile a Bart que sea más sensible cuando habla de la muerta
Flanders frente al viudo Flanders.

ABUELO:
Esa mujer hacía que Springfield oliera raro...


BARNEY:
(Eructa)


Todos observan a Ned quien pierde la compostura y grita


NED:
¡Creen que no sé que mi esposa murió!
Lo sé ¡lo sé!
Por eso es que me cuesta tanto trabajo...


Ned mira hacia la ventana y ahí está Maude viéndolo.


NED:
...¡Ahí está Maude!


Todos voltean a ver a la ventana, pero justo cuando lo hacen, Maude sale de su campo de visión, no obstante, Ned aprovecha que todos hayan quitado la mirada de él para retacarse la boca de cigarros y prenderlos de inmediato.

Marge mira al pobre de Ned, toma la cafetera y le vacía el café caliente a Ned para apagar sus cigarros, obviamente Ned grita de dolor por el calor de la bebida.


MARGE:
Neddie...
nosotros somos tus amigos y no podemos permitir que te mates poco a poco con el cigarro...

BARNEY:
(Interrumpe a Marge)
Hazle caso a Marge, no hay nada que dé más asco que un maldito vicioso
(eructa, destapa una cerveza y brinda con Homero quien dice “¡Salud por eso!”).

MARGE:
Estoy segura de que a Maude no le gustaría verte así Ned, y mira, todos estamos de acuerdo,
¿verdad John Lennon?

JOHN LENNON:
(Entra a cuadro y se posiciona junto a Marge)
Completamente de acuerdo Marge.

LISA:
Podría ser alguien que con una fisionomía similar a la de Maude Flanders, no obstante, eso no explica el porqué no reacciona cuando el señor Flanders intenta comunicarse con ella, por simple educación uno voltearía a ver cuando alguien le hace señas... ¿Tú qué opinas encías sangrantes?

ENCÍAS SANGRANTES:
Estoy de acuerdo contigo pequeña Lisa.

HOMERO:
(Ya bien borracho abrazando a Barney y a George Reeves -éste está iluminado a blanco y negro-, que también está ebrio Nota: George Reeves fue conocido por ser el actor que interpretaba a Superman y se mató a sí mismo supuestamente porque estaba muy borracho)
Essto ess un trabajo para Shuperman.

GEORGE REEVES:
Tu cabeza me recuerda a la de... Lex... Lex...
(cae dormido)


Todos guardan silencio al darse cuenta de que todos están viendo gente muerta.


MARGE:
¡Un momento! ¿O sea que John...?

LISA:
Esto no es normal...

ENCÍAS SANGRANTES:
Estoy de acuerdo contigo pequeña Lisa.

ABUELO:
Esto es un misterio.
¡Pidámosle ayuda a Maaaatlock!


De la nada, (como suele suceder) entra a cuadro el Doctor Hibbert quien examina al abuelo.


HIBBERT:
Estoy de acuerdo con el abuelo, esto es un misterio...

LISA:
Doctor Hibbert...
¿Usted puede ayudarnos?

HIBBERT:
Jo-jo-jó...
Claro que no Lisa, pero mi colega Gregory House sí.


Detrás de Hibbert aparece Gregory House caminando con su bastón y tomando un par de Vicodines.


HOUSE:
El color amarillo en todos ustedes sugiere un problema en el hígado.


Ausculta al abuelo Simpson.


HOUSE:
No obstante...
es probable que la raíz de sus alucinaciones esté en el hígado...

ABUELO:
(Ya que House terminó de revisarlo)
¡Busquemos a Maaatlock!

HOUSE:
¿Alguno de ustedes ha ingerido comida contaminada con radiación?


Todos se voltean a ver los unos a los otros desconcertados.


MARGE:
Lo sentimos Dr. House, pero yo cuido la alimentación de mi familia y jamás permitiría que comieran alimentos radioactivos.

HOUSE:
¡Usted miente Marge Simpson!
¡Todos mienten!
(Observa una caja en la basura)
¿Qué me dice de esto?
(Le muestra una envoltura de una barra de pescado de Krusty)

MARGE:
Es una barra de pescado Krusty, tiene todas las proteínas y minerales de los mejores peces de Springfield.

HOUSE:
¡Exacto!
Todos los minerales de la contaminada Laguna Springfield.


House toma la envoltura y hacemos un acercamiento a la letra pequeña de la barra de pescado, ésta dice “hecha con productos locales”, junto a esta etiqueta vemos a uno de los peces de tres ojos que suelen habitar el lago Springfield.


LISA:
(A House)
Pero Doctor House, yo soy vegetariana,
¿acaso las verduras también están contaminadas?

HOUSE:
No pequeña, pero estoy seguro de que te encanta ponerle salsa secreta a tu Krusty Ensalda
¿o me equivoco?

LISA:
Claro que me gusta la... Oh por Dios... ¡OH POR DIOS!
(Le quita un abate lenguas a House y comienza a rasparse la lengua)
¡Soy un monstruo!

HOUSE:
Hipócrita...
El misterio, está resuelto así que fuera de mi receta para rellenar mi bote de Vicodín...
(voltea a ver a Hibbert quien le da una receta por “debajo del agua”)
...no tengo más necesidad para estar aquí

HOMERO:
(Muy ebrio)
Espera un...
¡hic! Momento...
Yo también...
veo a John Lennon...


House mira de reojo a Homero.


HOUSE:
Usted sólo está ebrio señor Simpson.


Cortamos a las afueras de las hamburguesas Krusty, yodo Springfield está manifestándose, vemos varios carteles de protesta, entre los que destacan uno de un niño que dice “I Can See Dead People” y uno que carga LISA y dice “You make me kill”.


BART:
(A Marge)
Oye mamá, hay algo que no entiendo en todo esto.

MARGE:
¿Qué pasa Bart?

BART:
Todos vemos gente muerta, pero cada quien ve alguien importante en su vida
¿no es así?
(Al lado de Bart está Gasparín)

MARGE:
Así es hijo

BART:
Entonces...
¿por qué es que todos vemos a Juan Topo?


Corregimos la cámara y vemos a Juan Topo cargando un letrero que dice “Do not ignore me”.


JUAN TOPO:
No estoy muerto...


Cortamos al noticiero de Kent Brockman.


KENT:
Hola, soy Kent Brockman en vivo de las Hamburguesas de Krusty, donde una numerosa chusma iracunda se ha reunido para exigir que Krusty pague por el escándalo de las barras de pescado radioactivas.
Hoy me acompaña el comediante Andy Kaufman...
Andy ¿tú crees que las barras de pescado realmente sean un peligro para la población o sólo un alucinógeno barato de consumo casero?

ANDY:
¡Latka, Latka, Latka Gravas!


Cortamos al interior de KrustyBurger, dentro está Krusty, Mel y un abogado mirando la televisión, aquí aparece Kent Brockman afirmándole a la nada.


KENT:
Por supuesto señor Kaufman, pero todos saben que ese problema nació junto con la primera administración de Bush Padre...


Abrimos la toma para omar sólo a Krusty, Mel y el abogado.


KRUSTY:
(Desesperado)
No me pueden pedir que quite las barras de pescado ¡son un éxito y no me cuesta prácticamente nada producirla!, ¿sabes cuánto me cuestan? Dos centavos ¡y las vendo en cuatro dólares!

ABOGADO:
Pero Krusty, según el departamento de cuentas, puedes mantener prácticamente todos tus vicios y excesos sin la necesidad de las barras.

KRUSTY:
¡Prácticamente! ¿PRÁCTICAMENTE?
Yo no quiero prácticamente idiota, yo quiero TODOS mis vicios y TODOS mis excesos...
(se recarga en la pared a fumar un cigarrillo)
Bien me lo decía mi doctor, este no era un buen momento para hacerme unos implantes de glúteos.
(Vemos un trasero muy bien formado en las nalgas de Krusty)

MEL:
La gente está iracunda Krusty, quieren una respuesta, dales una respuesta a tus fanáticos.

ABOGADO:
Krusty...
retira las barras del menú y asunto arreglado.

KRUSTY:
¡Jamás!


Krusty corre hacia las cajas registradoras, y abre uno de los bustos de Krusty que está ahí, dentro del busto hay uno más pequeño el cual golpea, al hacerlo, se abren dos agujeros en el suelo y aparecen unos tubos de escape del techo.


KRUSTY:
¡Mel!
¡Larguémonos de este basurero!


Mel se lanza por el tubo sin mayor problema, cuando Krusty lo intenta se queda atrapado por sus implantes de glúteos.


KRUSTY:
¡Qué demonios!


La gente de Springfield logra forzar la entrada de KrustyBurger y rodean al payaso.


JEFE GORGORY:
Krusty el Payaso, como representante de la ley en Springfield te doy una última oportunidad para que retires del menú esas barras contaminadas con radiación.

KRUSTY:
(Mientras se desatora del agujero de escape)
¿O qué?... Cerdo.

JEFE GORGORY:
O irás directo a la prisión estatal.

KRUSTY:
(Asustado)
¿Qué? ¿La cárcel de nuevo?
¡Jamás! ¡Y menos con estos nuevos bebés!
(se cubre el trasero)
Okey... ganaron malditos fascistas...

JEFE GORGORY:
Muy bien Krusty, me da gusto que le hayas dado lugar a la razón, no obstante, temo decirte que tendremos que cerrar KrustyBurger para que el departamento de sanidad del estado limpie cualquier contaminación radioactiva que hubieran podido dejar las barras de pescado.

KRUSTY:
¡Qué!

JEFE GORGORY:
No te preocupes, confía en el estado, sólo tardará de nueve a diecinueve semanas.


Krusty comienza a hacer berrinches y a dolerse mientras sale de cuadro junto con el resto de los ciudadanos de Springfield.

MEL:
(Desde el tubo de escape)
¿Krusty?... ¿alguien?...
Está muy oscuro aquí abajo...
Algo tocó mi pierna... ¿Qué es eso? ¡Ahhhh...!


Cortamos a la residencia Simpson, homero está muy triste viendo la televisión.

HOMERO:
Ya van dos meses que no como una deliciosa Krusty Hamburguesa...
¡necesito una hamburguesa!
Mi vida es tan miserable y sin sabor...

MARGE:
(Se sienta junto a Homero y le hace un cariño en la calva)
Homie, yo también puedo hacerte unas deliciosas hamburguesas con un ingrediente especial.
Mi amor.

HOMERO:
Pero tu amor no sabe igual al amor de Krusty.

MARGE:
(sonido de molestia y sale de cuadro)

LISA:
(Entra a cuadro con el correo)
Papá, los resultados de tu chequeo médico llegaron.

HOMERO:
Chequeo médico... Chequeo médico... ¡bah!
Siempre es lo mismo...
su corazón está colapsando, su colon se está tapando, su riñón se está apagando...


Homero abre la carta del doctor, la mira y enojado le grita a Lisa:


HOMERO:
¡Mira! Siempre malas noticias, aquí dice
“Su co... co... coleste... coooleste-rol está bajo”

LISA:
¡Papá eso es muy bueno!

HOMERO:
¿En verdad?

LISA:
Sí papá.

HOMERO:
¡Woo-hoo!

LISA:
Seguramente tu colesterol bajó desde que quitaste de tu dieta la comida basura de Krusty.

HOMERO:
Con que el colesterol...

LISA:
Sí...

HOMERO:
Colesterol...

LISA:
¿Papá?

HOMERO:
Colesterol ¿eh?


Lisa mira a Homero y decide no perder el tiempo más con él y sale de cuadro, mientras tanto, vemos a Homero en una de sus fantasías, en ésta, es un chef de clase mundial de esos que dan recetas por televisión.


HOMERO:
Hoy vamos a preparar una deliciosa ensalada, sí, escuchó bien, una ensalada, sólo tome una lechuga y agregue un poco de la Salsa especial Simpson.


Homero toma una botella que dice “Colesterol” y se la vacía a una lechuga, la cual se convierte en un pavo, un jamón y un montón de hamburguesas alrededor.

De la nada aparece un tipo con un monóculo.


TIPO CON MONÓCULO:
Señor Simpson, sus descubrimientos en materia de sabor han terminado con el hambre en el mundo y por eso, le entrego el premio Nobel.


Homero toma el Premio Nobel, lo llena de colesterol y le da una mordida, con esto regresamos a la realidad, donde homero está saboreando el premio.


HOMERO:
(con baba en la boca)
Premio Nobel...


Cortamos a Homero y a Bart frente a una depósito fuera del hospital de Springfield, esta escena nos recuerda la parte de “Fight Club” donde Brad Pitt y Edward Norton están robando la grasa de las liposucciones.


BART:
No lo sé homero, sé que hemos robado cientos de veces pero esta vez sí siento que estamos haciendo mal.

HOMERO:
Te preocupas demasiado muchacho, esto no es robar, al contrario, velo como regresar el sabor a la vida de la gente.


Homero y Bart toman una alfombra y la lanzan sobre una vaya con alambre de púas y cruzan, toman varias bolsas de colesterol y las arrojan al otro lado. Al igual que en Fight Club, una de las bolsas se corta con el alambre de púas. Homero reacciona.


HOMERO:
¡Bart, rápido!
Consume ese colesterol, guárdalo en tus arterias.


Bart se pone debajo del fluido y comienza a beberlo.


BART:
¡Homero! ¡Ésta es una fiesta de sabor!
(Sigue tomando el colesterol)
Por difícil que pueda parecer tenías razón papá, el colesterol es lo que le da sabor a la...
(Bart se toma del brazo izquierdo)
¿Qué pasa? Se me está entumiendo mi brazo...


Cortamos al exterior de la residencia Simpson, aquí vemos a Homero vendiendo hamburguesas y a Bart como su ayudante, el pequeño puesto de hamburguesas está lleno de gente peleando por una.


HOMERO:
Uno por uno muchachos, para todos hay.

MARGE:
(Llega del interior de la casa)
Homero, no sabía que fueras tan buen cocinero, la última vez que intentaste hacer una sopa instantánea incendiaste la cocina.

HOMERO:
Cuando se es gordo como yo se aprenden un par de trucos en la cocina.

BART:
Eso y su salsa secreta.

MARGE:
¿Salsa secreta?
¿De qué salsa secreta está hablando Bart, Homero?


Homero le lanza una mirada molesta a Bart quien sólo se limita a encogerse de hombros, acto seguido habla con Marge.


HOMERO:
Marge...
tú siempre me has dicho que todos tenemos algo bueno dentro de nosotros ¿no es así?

MARGE:
Así es.

HOMERO:
Pues yo he logrado sacar todo lo bueno de nosotros y ahora se lo pongo a mis hamburguesas en forma de mi salsa secreta.

MARGE:
¡Homero!
¿Estás usando carne humana para tus hamburguesas?

HOMERO:
¡Claro que no Marge!
Sólo les pongo colesterol extra.


Cuando Homero dice esto, todos los comensales escupen el trozo de hamburguesa que tenían en la boca.


COMENSAL 1:
¡Esto es asqueroso!

COMENSAL 2:
(A Homero)
¡Usted es peor que Hittler!
(Lo abofetea)

COMIC BOOK GUY:
Esto es peor que la resolución de la muerte de Superman y la adaptación cinematográfica de la Liga de los Caballeros Extraordinarios juntos.


La gente comienza a arrojar sus hamburguesas al suelo y se van del puesto de Homero, quien trata de evitarlo, para esto, se sube a su parrilla y le grita a la gente.


HOMERO:
¡Esperen!


La gente le da la oportunidad de explicarse.


HOMERO:
Sé que mi ingrediente secreto puede parecer malo para algunos de ustedes...

COMENSAL 3:
(Gritando entre la gente)
Es asqueroso.
(eructo que desenmascara a Barney)

HOMERO:
...Pero ahora, todos ustedes saben qué es. Ahora, pueblo de Springfield, díganme qué prefieren ¿saber qué es lo que uso en mis hamburguesas y devorarlas con gusto o arriesgarse a probar las recetas secretas de otras marcas
(hace un gesto de comillas con los dedos)
“establecidas”?


Homero baja de la parrilla y se acerca a un hombre con una cubeta de pollo.


HOMERO:
¿Qué sabe usted de ese Pollo?

COMENSAL 4:
Que está rico.

HOMERO:
Sí... puede estar rico...
(toma un trozo de pollo y se lo traga)
...delicioso...
(toma otro trozo e igual, se lo traga)
...Pero díganme,
¿alguna vez han visto uno de estos pollos con cabeza?


Todos se miran y se escucha entre la gente “no”, “nunca los he visto” y cosas por el estilo.


HOMERO:
¿Qué tal si la receta secreta detrás de estos pollos es que son gallinas sin cabezas?
¡Mutantes!


La gente comienza a darle la razón a Homero.


HOMERO:
Yo no les vendo nada turbio, yo les vendo algo que todos tenemos dentro de nosotros, yo les ofrezco ¡El sabor de la vida!
Y lo hago a un precio razonable.

TODOS:
(Al unísono)
¡El obeso calvo tiene razón!

COMENSAL 5:
¡No nos está dando nada malo, es nuestra propia inmundicia!


Todos los presentes le dan la razón a Homero, recogen sus hamburguesas del piso y celebran el triste raciocinio de Homero quien regresa a su puesto para hacer más hamburguesas.

Cortamos a los estudios de grabación de Krusty, quien está en su camerino muy agobiado.


KRUSTY:
(Al teléfono)
¡Qué!
Primero me quitan mi cadena de hamburguesas
¿y ahora quieren retirar del mercado mi línea de juguetes sexuales?
Esto es demasiado.

ABOGADO:
¿Krusty...?

KRUSTY:
(Mientras prende un cigarrillo)
¡Qué! ¿No ves que me hundiendo en mi derrota?

ABOGADO:
Pues... Krusty, te tengo noticias...

KRUSTY:
¿Al fin encontraron a Mel?
Dile a ese haragán que necesito a alguien que sepa arrojarme pasteles a la cara, estoy harto de que me peguen con el canto de los platos.

ABOGADO:
No Krusty, el departamento de sanidad dice que ya es seguro volver a abrir KrustyBurger.

KRUSTY:
¡Excelente!
Al fin, algo bueno le pasa a alguien que se lo merece.

ABOGADO:
Eso no es todo Krusty, hay un problema.

KRUSTY:
Si tiene que ver con las indemnizaciones de los empleados diles que pueden regresar a trabajar como si esto no hubiera pasado o contrataré al primer grupo de ilegales que me encuentre en la frontera.

ABOGADO:
No, no es eso, lo que pasa es que alguien ha estado robando
“El ingrediente especial”.

KRUSTY:
¿Alguien está hurtando del banco de colesterol?


Cortamos a Homero y a Bart en el depósito de colesterol, el cual está prácticamente vacío.


BART:
Oye viejo, creo que abusamos, ya casi no hay mercancía.


De entre las sombras, una silueta sorprende a Bart y a Homero, es Krusty el Payaso en una gabardina negra.


KRUSTY:
En efecto, ustedes dos, par de idiotas,
se han encargado de terminar con mi negocio de las recetas secretas.

HOMERO:
¿De qué hablas?
¿Todas las recetas secretas son lo mismo?

KRUSTY:
¡Por supuesto que lo son calvo estúpido!
¿O qué?
¿Creías que cada franquicia de restoranes se quebraría la cabeza en crear una verdadera “receta secreta”?
¡Todas son lo mismo!
¡Todas son colesterol!
Y gracias a ustedes dos, par de oportunistas buenos para nada, he perdido mi negocio.

BART:
¡Un momento Krusty!
Nosotros no pudimos acabar con todo el colesterol más rápido que tu cadena de hamburguesas.

HOMERO:
Bien dicho muchacho.

KRUSTY:
¡Claro que lo hicieron!
Ustedes le dieron la posibilidad a la gente de usar el colesterol como un aderezo, y las cosas no funcionan así...
(Toma una bolsa de colesterol como si fuera la calavera de Hamlet)
...Este manjar tiene que se racionado, trabajado y, poco a poco, utilizado mientras esperamos que la gente lo pierda y ahora...
ahora ¡ya no hay nada!

HOMERO:
Si quieres podemos repartir lo que queda entre los dos...

KRUSTY:
(A Bart)
Tu padre es bastante lento
¿verdad hijo?

BART:
(Asienta con la cabeza)

KRUSTY:
Con esto no podré mantener KrustyBurger abierto por más de dos semanas,
¡me han arruinado! Y ahora... es hora de pagar
(Saca una pistola de su gabardina y le apunta a Homero)


Homero y Bart se quedan esperando su fúnebre final cuando escuchamos la voz de un cuarto involucrado, es Fat Tony que sale de una puerta cercana al depósito de colesterol.


TONY:
No hay necesidad de recurrir a la violencia.

KRUSTY:
¡Tony el gordo!

TONY:
Yo tengo la solución a todos sus problemas.

HOMERO:
Oh Tony, por favor, no me dejes morir entre la grasa de Springfield.

TONY:
Tú tienes algo que me interesa calvo,
tienes el dinero que pudo haber recaudado KrustyBurger durante su ausencia.

HOMERO:
Estás loco si piensas que te daré mi dinero, me rehúso a hacerlo.

TONY:
Hay algo que no entiendes Simpson, Avenvida Siempre Viva es mi territorio, trabajaste mi territorio sin mi permiso y quiero mi parte.

HOMERO:
Ahhh... de haberlo sabido, perdón Tony, mañana a primera hora tendrás tu dinero.

BART:
Pero papá...

HOMERO:
No hijo, siempre hay que estar bien con la mafia, además, está salvando nuestro pellejo.

KRUSTY:
No tan rápido, a mí no me estás dando dinero y, honestamente, estoy tan estresado que matar a alguien sin tener que ir a Tailandia para hacerlo por deporte podría calmarme en este momento, así que...

TONY:
Espera Krusty, también tengo la solución para ti... resulta que justo hoy unos de mis muchachos encontraron un cargamento de colesterol que estoy dispuesto a darte a cambio de algo.

KRUSTY:
¿Qué quieres Tony?

TONY:
Tu receta para las barras de pescado.

KRUSTY:
Esa receta es inservible, esas barras sólo traen desgracia.

TONY:
Tal vez para ti payaso... tal vez para ti.


Cortamos a Otto en un callejón oscuro, uno de los ayudantes de Tony lo está esperando.


OTTO:
¿Tienes la mercancía?

AYUDANTE DE TONY:
¿Tienes el dinero?


Otto le entrega dinero enrollado al ayudante de Tony y éste le entrega una barra de pescado.


OTTO:
Más vale que esto funcione...
(Otto le da una mordida a la barra de pescado y junto a él aparece Kurt Kobain)
¡Kut Kobain!

KURT:
Hola Otto, ¿estás listo para rockear?

OTTO:
Espera.
(Le da otra mordida a su barra de pescado y aparece Jimmy Hendrix)
Ahora sí muchacho, ¡vámonos al Nirvana!

CRÉDITOS.



Trademark and Copyright Notice: TM and © FOX and its related entities.
THE SIMPSONS is a Gracie Films Production in association with 20th Century Fox Television. James L. Brooks, Matt Groening and Al Jean are the executive producers.





A Ruvalcaba le gusta:

"No hay nada que dé más asco que un maldito vicioso"
Jojojojojojó, sí me imagino a Barney diciendo eso.
¡No lo olvide!, estos banners son gratis y mejorarán la imagen de su sitio.